lunes, 7 de marzo de 2016

ULTRATRAIL SIERRAS DEL BANDOLERO 77 Kms


UTSB 77 kms finalizada en 16 horas y 23 minutos. En esta ocasión venía acompañado de mi amigo Fernándo Jiménez, cuantas batallitas llevábamos a nuestras espaldas y cuanto tiempo hacía que no compartíamos una.
Tenía muy buenas sensaciones y me encontraba fuerte, así que decidí salir a hacer los primeros 12 kms hasta el Bosque corriendo a buen ritmo, para completar ese tramo en el tiempo que tenía previsto de 1h15 min.
Mr. Fernando.
Parada muy corta, pues tan sólo bebí un vaso de agua y otro de isotónico y a continuar la marcha. En ese punto ya la carrera se ponía cuesta arriba, para subir por el cortafuegos del Albarracín y luego descender buscando el área recreativa de los llanos del campo, km 18,67, en que se encontraba el 2º avituallamiento.



En esta ocasión rellené los dos botes y bebí de nuevo varios vasos de agua que al parecer me provocaron una especie de "corte de digestión", pues al poco comencé con un malestar general y sentir como se me revolvía todo el estómago.

Buffff, la carrera se complicaba por momentos, y a cada paso que daba tenía que pararme para encogerme como podía y mitigar algo el dolor. Se me hicieron eternas esas casi dos horas que empleé en alcanzar el Puerto del Boyar, punto en el que tenía casi decidida mi retirada. Paré un buen rato en ese avituallamiento para comer y beber tranquilamente, pensando siempre en positivo y escuchando al cuerpo y sobre todo a mi cabeza. Si el año pasado fue una gripe la semana anterior la que me dejó fuera de esta prueba, este año no se iba a repetir.
La decisión estaba tomada: CONTINUAR!!!! conocía ese tramo hasta Villaluenga y sabía perfectamente lo arriesgado de la decisión, pues encima el tiempo empeoraba, amenazando lluvia y con bastante frio.
Inicié la subida despacio, y poco a poco me fui encontrando mejor, con fuerzas; eso me animaba bastante. Sin embargo no dejaba de sentir esas "puñaladas" en mi estómago cada vez que intentaba forzar.
Una vez coronado el puerto y tomado resuello, comencé a correr y a correr sin parar, superando a multitud de corredores hasta dar alcance a Rafa Legendario, que al parecer tenía problemas con sus zapatillas. Decidí aflojar un poco y disfrutar de su compañía hasta Villaluenga del Rosario, 4º avituallamiento, situado en el km 37,28.

Llevaba acumuladas ya casi 2 horas y media de retraso sobre mi horario previsto, pues tenía intención de llegar al pueblo sobre las 16:15 y eran ya las 18:46, casi anocheciendo. Era ya muy complicado cumplir el objetivo de tiempo que a priori me había marcado, sin embargo, después de comer y beber, me encontraba de nuevo fuerte y con muchas ganas, así que, apurando las últimas horas de sol salí rápidamente de Villaluenga en dirección a Grazalema, adelantando de nuevo continuamente a corredores, para alcanzar el 5º avituallamiento a las 21:49 horas (km 49,30) en apenas 2 horas 40 minutos!!!.

Allí me encontré con un numeroso grupo de amigos que hacían la prueba de 155 kms, Javier Gonzalez Poveda, Chema, Roberto Jimenez Trenado, Antonio Vega Cazalla y Guille. Con ellos afronté la dura subida hasta el puerto del Boyar, para una vez coronado, y con todo el dolor de mi corazón, abandonar la buena compañía de estos máquinas y dar rienda suelta a mis energías para seguir corriendo hasta Benamahoma. Destino que alcancé allá por las 00:13. De nuevo misma rutina: reponer el bote de agua, bocadillo, vaso de cocacola, cambio de pilas al frontal, llamada a Ángela y reanudar rápidamente la marcha con el siguiente objetivo a 5,5 kms: El Bosque, que alcancé a las 1:10 de la madrugada.
Me quedaban unos 12 kms hasta la ansiada meta en Prado del Rey, pero ya las fuerzas empezaban a flojear y notaba los gemelos bastante cargados, así que me uní con un buen grupo que hacía la prueba larga, entre los que se encontraba un amigo de la Ultima Selva, Antonio J. Beltrán, para afrontar a buen ritmo esos últimos kilómetros.
Quería al menos bajar de las 16 horas y encima comenzaba a sentir bastante frio, así que, empecé de nuevo a incrementar el ritmo y trotar un poco, sin embargo tuve un serio despiste, pues en lugar de cruzar la carretera y tomar la dirección de Zahara de la Sierra, seguí hacia delante para subir a Prado del Rey por la carretera. Cuando quise percatarme del despiste ya había  recorrido casi 600 m que luego tuve que desandar para retomar el camino correcto.
En vez de girar a la dcha. seguí dirección Prado del Rey
Que rabia sentí en ese momento, las 16 horas se me escapaban irremediablemente.
Pero me quedo con todos los buenos momentos que he tenido durante durante esas largas horas, con los magníficos paisajes que he contemplado, con el frio y la niebla, con el viento, con los buenos amigos que he podido saludar de nuevo y con los que he conocido en el camino, con la infinita predisposición y ánimos de los voluntarios en todos y cada uno de los avituallamientos.
Por todos esos motivos me tendréis de nuevo en la linea de salida el próximo año. Larga vida al Ultratrail Sierras del Bandolero!!!
Mención muy especial a mis compañeros del Turdetania por el carrerón que se marcaron:
Miguel Angel Sánchez Pavón con una magnífica marca en los 77 kmsv de 12 horas y 27 minutos.
Miguel Ángel Sarmiento, que a pesar de una lesión tuvo el coraje de acabarla sin poder correr desde Grazalema, entrando en 25 horas y 34 minutos.
Javier Corrales, que aunque joven, ya tenía experiencia en esta prueba, parando el crono en 24 horas y 41 minutos. Que alegría me dio verte bajando el boyar, ibas hacia la gloria!!
Cristobal Martel, otro crack, como persona y como corredor. No sabes lo que me reconfortó tu abrazo cuando subía el boyar todo hundido y desilusionado, me diste energías. 16 de la general y 24 horas 4 minutos.
Florencio Arroyo, otro de los presuntos noveles en estas lides, pero que ya está hecho todo un experto, marcándose un carrerón y entrando en 27 horas 33 minutos.
Juan Manuel Ordóñez y Jesús La Casa, entrando juntos en 26 horas y 28 minutos.
Francisco Javier González Poveda, con el cual tuve la fortuna de compartir la subida al boyar desde Grazalema, que entró en 34 horas 52 minutos.
Y dejo para el final a Manuel Moreno y Fernando Jiménez que tuvieron que retirarse en el Boyar, mucho ánimo a los dos, sois unos campeones y no tenéis que demostrar nada, el sólo hecho de estar en la linea de salida os hace unos héroes.


Otra medalla para la colección





1 comentarios:

Equipo de "A media horita" dijo...

Enhorabuena Luisma. Este ha sido el primer contacto con Bandoleros. El año que viene seguro que rebajas ese tiempo.
Un saludo. Sergio K2

Publicar un comentario en la entrada